Beneficios de la radiología veterinaria

¿Recuerdas cuando aún teníamos que esperar como mínimo una semana para poder ver una fotografía en una cámara antigua de rollo?

Comprabas el rollo indicado, rogabas que lo hubieras puesto bien, lo utilizabas, esperabas a que tu rollo terminara y entonces lo llevabas a una casa de fotografía a que imprimieran primero los negativos y después la fotografía en papel si es que no se velaba el rollo.

Procesos difíciles y caros con aparatos que requerían mantenimiento seguido, líquidos químicos de los que se debía tener cuidado y que podían contaminar.  Incluso se necesitaba un espacio llamado cuarto obscuro donde debías pedir permiso para entrar porque si no era prudente abrir la puerta, el rollo o las fotos, podían, literalmente, echarse a perder.

¡Gracias Steve Sasson que diseñaste la primer cámara digital!

Toda esta historia es para hacer una comparación entre radiología veterinaria digital  y la radiología análoga.

Los rayos X en el área humana tienen el mismo objetivo y beneficios que veterinarios, de hecho, podrían ser hasta los mismos aparatos ya que lo que nos interesa son las ondas electromagnéticas para poder obtener una imagen de las masas internas del cuerpo, como huesos, órganos y estructuras internas de la mascota, con el fin de poder diagnosticar alguna patología o enfermedad.

Aunque ambas sirven para lo mismo, el proceso mucho.

Mientras que la radiología análoga requiere procesos químicos para hacerlos visible en  acetato, en la radiología digital se traduce en archivo binario con el fin de poder ser leído por un software en el cual obtenemos a escala de grises la imagen proyectada en una pantalla.

Es decir, menor contaminación al no utilizar acetato para cada imagen sino un archivo que se envía por correo y también procesos químicos contaminantes ausentes en el segundo.

Pero donde hace mucho la diferencia es en urgencias.

Ahora bien, en el caso de la radiología veterinaria digital, cuenta con beneficios directos no nada más para la veterinaria sino para los pacientes que acuden a esa veterinaria.

Todos estos beneficios los encuentras con nosotros porque sí contamos con aparato de radiología veterinaria digital:

  1. Las mascotas no tienen la capacidad de quedarse quietas, por lo que el traslado a otra clínica puede ser incluso mortal, nosotros no pediremos que la lleves a otro lado.
  2. Sirve para muchas enfermedades y patologías pero en urgencias, representa la diferencia entre la vida y la muerte.
  3. Es una herramienta rápida accesible
  4. Mínima invasión y que aporta muchísima información a nivel de órganos y huesos principalmente aunque en general de las estructuras internas de las mascotas.
  5. Podemos atender a 30 pacientes por hora por lo que el tiempo de espera entre pacientes es menor.
  6. Se pueden jugar con las tonalidades para tener una mejor calidad en la imagen en caso de no ser una buena imagen de origen.
  7. Tendrás los resultados en cuestión de minutos.

Ahora que sabes esto, es momento de venir con nosotros para que todo tu expediente esté en un mismo lugar, en Mr. Can y esperemos que no, pero si algún día tu mascota lo necesita, podremos ofrecerle un servicio de radiología veterinaria de primera.