Dermatología veterinaria, una realidad en Mr. Can

Dermatología veterinaria, especialidad de Mr. Can.

¿De verdad piensas que porque los animales tienen pelo o piel totalmente diferente a la nuestra, no necesitan cuidados dermatológicos?

La piel de todos ellos es tan delicada como la nuestra y merece también cuidados y precauciones para evitar algún padecimiento feo y probablemente doloroso.

Simplemente, ¿conoces la raza de perros Shar Pei?

Te cuento un poco a cerca de ellos.

Son una raza tan antigua que se cree fue desde antes del año 205 a.C. Originarios de la República Popular China; su nombre significa piel de arena y por si no fuera poco, es el símbolo animal de la dinastía Han.

Es característico de esta raza tener pliegues en todo su cuerpo. Comenzando con la cabeza y cuello que es donde más tiene arrugas y así van bajando hasta desaparecer. ¿Tienes idea de los cuidados que debes tener para no llenarlo de bacterias?

Debido a que está lleno de arrugas, es una raza que debe bañarse muy de vez en cuando y, cuando sea momento, poner exagerada atención en el secado entre las arrugas. Si su piel no es totalmente seca, fácilmente existirá la proliferación de bacterias no sólo provocando malos olores debido a su presencia sino puede abrirse la piel y complicarse hasta incluso caerse.

Pero claro,  estos detalles no te los explican a detalle cuando adquieres uno, por eso nosotros tenemos la especialidad de dermatología veterinaria.

¿Sabías que los gatos pueden tener cáncer de piel por la exposición al sol?

Pues sí, apenas hace un par de semanas, mi prima sufrió un susto desagradable con su gatito. Tenía tiempo que la nariz le sangraba y rápidamente comenzó a empeorar hasta escupir sangre. Ya lo había llevado al veterinario pero como no se especializaba en dermatología veterinaria, tardaron mucho en diagnosticar. Entre el ir y venir, una de las angustiosas posibilidades era cáncer porque era un gato que en su mayoría de tiempo estaba expuesto al sol. Imagínense el cuadro, ella llorando, el gato sangrando, la casa muy sucia y todo era escandaloso. Por supuesto era tanto que el gato ya no comía y finalmente, la nariz se le cayó.

Fue entonces cuando su médico le dijo que tenía que ir con alguien especialista, a mi gusto algo bastante tarde, pero no lo suficiente como para que se volviera una tragedia irremediable.

Al final, el médico especialista en dermatología veterinaria logró diagnosticar que era una bacteria que había tomado probablemente en sus visitas a la calle y que provocó que literalmente se le cayera la nariz.

¡Qué suerte! Y qué alivio también.

El gatito tuvo un tratamiento atinado que surgió efecto en  2 semanas.

Pero si no hubiera sido porque la mandaron con el especialista en dermatología veterinaria, quizá otra historia sería.

Ahora bien, no es necesario que sufras lo mismo, días enteros sin un diagnóstico certero, en Mr. Can tenemos justamente la especialidad de dermatología veterinaria para que estés tranquilo y tu mascota tenga la mejor atención que merece.