Los problemas de la vista más frecuentes en una mascota.

Oftalmología veterinaria en Mr. Can

Así como les ocurre a los seres humanos, los animales -tus mascotas- pueden sufrir de enfermedades oculares que pueden afectar su vida. Estos padecimientos pueden ser cataratas, glaucoma, uveítis, ojo seco, degeneración de retina, tumores oculares y úlceras corneales, que pueden ser tratados a través de la oftalmología veterinaria.

Al igual que las personas, los animales también pueden sufrir complicaciones oculares que afectan su día a día. Estos males pueden incluir cataratas, glaucoma, uveítis, tumores del ojo, defectos de los párpados, ojo seco, degeneración de la retina y úlceras corneales.

Si sientes que tu mascota padece algún malestar ocular, lo ideal es que lo consultes primeramente con tu veterinario general. Él o ella, de acuerdo con su diagnóstico, te podría recomendar alguna consulta con el especialista en oftalmología veterinaria, si tu mascota así lo requiere, ya que podría requerir de un diagnóstico y/o tratamiento más especializado.

La oftalmología veterinaria tiene como objetivos mejorar la comodidad de los ojos. Algunos padecimientos oculares, en perros y gatos, se derivan de traumas o incluso de cuestiones hereditarias o de la misma raza. Es importante que tu mascota sea evaluada tempranamente para prevenir o controlar los padecimientos en un futuro.

Algunos especialistas en oftalmología veterinaria utilizan varios tipos de técnicas avanzadas para tener un óptimo diagnóstico y el tratamiento, incluidos los electrorretinogramas para diagnosticar enfermedades de la retina, ecografía ocular, cirugía microscópica, facoemulsificación para cataratas, tratamiento con láser para el glaucoma y tomografía computarizada o resonancia magnética para las enfermedades detrás del ojo.

A continuación, se presentan algunas afecciones y enfermedades comunes que la oftalmología veterinaria trata a diario.

 

Ojo seco

Se refiere a la falta de producción normal de lágrimas, que causa sequedad e inflamación de la parte blanca del ojo y la córnea. Las lágrimas son extremadamente importantes en la salud ocular general, ya que proporcionan nutrientes a la superficie del ojo. Cuando los perros no producen suficientes lágrimas, la córnea puede cicatrizarse (y aparecer turbia) e incluso ulcerarse.

 

Úlceras corneales

Se trata de una herida en la córnea. Estos vienen en muchas formas, tamaños y severidades. Similar a la medicina humana, una tinción con fluoresceína se usa para diagnosticar úlceras corneales en nuestras mascotas. Las úlceras superficiales que apenas rayan la superficie tienden a curarse muy rápidamente (dentro de cinco a siete días) pero, sin embargo, son dolorosas y requieren antibióticos. El tratamiento depende de la severidad de la ulceración.

 

Glaucoma

Es una acumulación de presión dentro del ojo. Es posible que conozcas personas diagnosticadas con glaucoma, sin embargo, esta condición es muy diferente en los perros. Lamentablemente, la enfermedad puede afectar a cualquier raza de perro y puede conducir rápidamente a la ceguera permanente. Los cocker spaniels, chow chow, perros Basset y perros esquimales siberianos padecen comúnmente de esta enfermedad, por lo que los propietarios deben estar atentos a los signos.

 

Cataratas

Los perros también pueden desarrollar nubosidad u opacidad dentro en la lente de los ojos, que comúnmente se conoce como catarata. La lente es una estructura dentro del ojo que enfoca la luz en la retina para que podamos ver claramente los objetos tanto de cerca como a distancia. Un error común es que las cataratas solo ocurren en perros más viejos. El 75% de los perros desarrollarán cataratas dentro de un año de ser diagnosticados con diabetes. Las cataratas limitan la visión, pero no son dolorosas a menos que conduzcan a otros problemas oculares.