¿Por qué mi mascota necesitaría una radiografía?

pensión para perros en Vallarta

 

 

Nuestros peludos amigos, lamentablemente, están expuestos a accidentes y situaciones médicas que requieren atención especializada, la buena noticia es que existen veterinarias preparadas para eso, desde el conocimiento del médico a cargo, hasta el equipo con el que cuentan. Uno de los ámbitos que se considera de suma importancia es la radiología veterinaria, ya que permite al especialista verificar la situación del perro o gato en cuestión, sobre todo considerando que no pueden expresar exactamente que les aqueja.

En esta publicación te compartimos las razones por las cuales nuestro pequeño amigo tendría que someterse a una radiografía. Todo comienza cuando nos hemos dado cuenta de algún malestar en nuestra mascota, lo primero es observar cuidadosamente, nosotros los conocemos bien, así que cualquier cambio en su comportamiento para mal debe alertarnos, desde una reducción de su energía, su falta de apetito, si cojean o simplemente los ves con ánimo decaído, si estas conductas persisten entonces es momento de llevarlo con un especialista. El objetivo del médico veterinario es obtener un diagnóstico, para ello se basará en lo que le puedas comentar acerca de los signos que has detectado, sin embargo, tendrá que recurrir a otras técnicas, una de las más recurrentes es la radiología veterinaria, ya que a través de las radiografías se muestra una próstata que esté más grande de lo habitual, si la columna tiene alguna anomalía o si alguna de las patas está fracturada. Si bien existen otras técnicas que complementan la información para llegar un diagnóstico, la radiografía sigue siendo una herramienta esencial.

De manera general, la radiología veterinaria se aplica cuando existe sospecha de alguna enfermedad cardiaca o pulmonar (la cual se puede anticipar por tos irregular), traumatismos, ratificar la presencia de derrames torácicos o abdominales, padecimientos digestivos (se percibe por signos como vómitos, diarreas o por ingesta de algún objeto extraño), algún problema dental, cálculos en la vejiga y por supuesto cuando se requiere evaluar el tamaño de los órganos del perro o gato en cuestión.

La recomendación que te hacemos es investigar qué clínicas para mascotas están cerca de ti y cuentan con la especialidad de radiología veterinaria, pues las emergencias no esperan y es mejor estar preparado, además que verifiques que estén avalados y tengan los conocimientos para su aplicación, pues la radiación que puede generar esta técnica de forma acumulativa o mal empleada puede provocar daños en tu mascota, también que sean pacientes y den un buen trato a nuestros peludos, porque este tipo de procedimientos pueden ponerlos nerviosos.

En veterinaria Mr. Can estamos conscientes de la importancia de un buen diagnóstico, es el punto de partida para poder aplicar el tratamiento más adecuado y lograr los resultados que se esperan, que nuestra mascota esté bien y saludable, recuerda que detectar algún padecimiento a tiempo es crucial en la mayoría de las veces, así que no dudes en acudir a tu médico veterinario ante cualquier situación que te parezca extraña en tu peludo amigo.

Referencias:

https://www.vetersaludformacion.es/blog/que-es-la-radiologia-veterinaria/

https://www.ortocanis.com/es/content/118-radiologia-en-pequenos-animales

 

Has tu cita aquí.