Todo lo que necesitas saber sobre la sarna

Veterinaria Mr. Can en Instagram

 

 

Dentro de la dermatología veterinaria existen diversas afecciones por las que pueden pasar nuestros amigos peludos, en esta publicación nos enfocaremos en la conocida sarna te explicaremos qué es, cómo se identifica y cuáles son las recomendaciones una vez que se nos ha dado este diagnóstico para nuestra mascota.

Lo primero que debes saber es que la sarna es una infección dermatológica causada por parásitos conocidos como ácaros, estos son organismos microscópicos que se instalan en la piel de nuestro pequeño peludo y se alimentan de los desechos que se acumulan ahí como sebo y piel muerta. Una de las preguntas más comunes sobre esta afección es si es contagiosa para los humanos, la respuesta es que, aunque puede contraerla es muy poco probable que haya infestaciones extensas, ya que este tipo de ácaros no suelen reproducirse en la piel humana, por lo tanto, solo viven algunos días. Los más susceptibles de padecer esta enfermedad son los cachorros y perros en senectud, aumentan las probabilidades si están abandonados en la calle, desnutridos y en condiciones de hacinamiento. Se cataloga como una enfermedad grave si no es tratada a tiempo, de ahí la importancia de estar atentos a los signos y síntomas.

La dermatología veterinaria señala que uno de los principales indicadores de que nuestra mascota tiene sarna es que se rasca constantemente, se da pequeños mordiscos, tiene amplias zonas de pérdida de pelo, descamación, costras, inflación, mal olor y en ocasiones pérdida de peso. Si detectas cualquiera de estos síntomas lo mejor es acudir de inmediato a una clínica veterinaria, mejor aún si están especializados en dermatología veterinaria, eso te dará mayor confianza en el diagnóstico y tratamiento, lo que hacen frecuentemente para poder corroborar que padecen de esta enfermedad, es tomar una pequeña muestra piel y por medio de un microscopio revisar si están instalados estos parásitos llamados ácaros. De ser así, se debe actuar rápido ya que estos ácaros se multiplican rápidamente y en casos no tratados puede llegar a tener consecuencias fatales.

El tratamiento para este padecimiento depende de varios factores, como la gravedad, el tipo de sarna, así como la edad y peso del perro, por lo general se recurre a un acaricida que viene en distintas presentaciones, oral, tópico o inyectable, se puede combinar con analgésicos y antiinflamatorios para reducir los síntomas. Se debe tener mucha precaución una vez que se ha diagnosticado a nuestra mascota con esta enfermedad, ya que es altamente contagiosa para otros perrunos, así que evita que tengan contacto con otros peludos mientras está en tratamiento.

Recuerda que lo primordial es seguir las indicaciones de un especialista en dermatología veterinaria, evita cualquier medicación no avalada por este. Te recomendamos que para prevenir la sarna mantengas a tu mascota bien alimentado, con un buen aseo, evita que se reúna con otros peludos que pudieran tener la enfermedad y visita regularmente a tu veterinario. En Mr. Can somos especialistas en esta área, cualquier duda acércate con nosotros.

Referencias:

https://blog.mascotaysalud.com/2018/10/31/sarna-en-perros/

https://scielo.conicyt.cl/pdf/rci/v31n1/art07.pdf

https://www.zaunk.com/sarna-en-perros/#:~:text=La%20sarna%20en%20perros%20es,que%20se%20acumulan%20en%20ella.

Has tu cita aquí.