La piel de mi mascota

pon atención para entenderlo mejor

 

Una de las patologías recurrentes en los servicios veterinarios son los relacionados con la piel de nuestras mascotas; puesto que es fácil identificar los síntomas en nuestros pequeños amigos; como lo son: picazón, que se muerden o lamen con frecuencia en determinada zona y heridas claras con descamación o con ausencia de pelo y al mismo tiempo vienen acompañadas de cambios de conducta. Es importante que en cuanto veamos algún síntoma como estos o algún otro, acudamos inmediatamente a nuestra clínica veterinaria para la atención oportuna de nuestra mascota.

Existe gran variedad de padecimientos cutáneos en las mascotas y que gracias a los servicios de dermatología veterinaria es posible eliminar y darle mejor calidad de vida.

¿Todas las mascotas son susceptibles a problemas dermatológicos?

La respuesta es sí. Por un lado pueden ser alérgicos a determinadas sustancias y por otro lado, todo el tiempo están expuestos a gran variedad de ambientes, contaminantes, texturas, sustancias y a vectores de enfermedades como las pulgas.

Pero por otro lado, también debemos reconocer que existen algunas razas de animales más susceptibles a las enfermedades de la piel. En el caso de los perros, las razas más propensas a problemas cutáneos son: cocker spaniel, west highland white terrier, carlino pug, bichón maltés, sharpey y bull dog francés. En el caso de los gatos, la raza más propensa es la persa. Esto no significa que si en casa tenemos una raza distinta estemos exentos a que sufra una enfermedad dermatológica veterinaria.

¿Cuáles son las enfermedades de la piel más recurrentes en mascotas?

Hay una gran variedad de problemas relacionados con la dermatología veterinaria propias del tipo de animal.

En el caso de los gatos, las enfermedades o padecimientos cutáneos más frecuentes son: sarna, tiña, abscesos, verrugas, dermatitis alérgica por picadura de pulgas, alopecia psicógena, acné, dermatitis (por factores diversos y a causa del sol), fibrosarcoma asociado a inyecciones y cáncer de piel.

La dermatología veterinaria de perros se ve afectada principalmente con estas enfermedades: sarna, lesiones, dermatitis alérgica a la picadura de pulga, dermatitis atópica, hongos, seborrea, foliculitis, dermatitis por malassezia, pioderma, dermatitis húmeda aguda, pododermatitis y neoplasias.

Por otro lado, en aves y reptiles también se dan enfermedades cutáneas originadas por parásitos principalmente; pero también por problemas con la muda de la piel (reptiles), por exposición a sustancias tóxicas, por alimentación inadecuada, entre otras cosas.

Si notas cualquier tipo de cambio en la piel de nuestra mascota, acude con el especialista en dermatología veterinaria para que te dé el diagnóstico correcto y, por ende, el tratamiento correcto que aliviará a tu mascota.

¿Qué podemos hacer para prevenir problemas en la piel de nuestras mascotas?

Existen muchos hábitos y cuidados que debeos tener para con nuestras mascotas, con el fin de garantizar la salud de tu mascota y en temas de la piel hay varias rutinas que favorecerán su bienestar.

  1. Baño frecuente y uso de shampoo adecuado a su especie y raza.
  2. Estética veterinaria periódica.
  3. Cuidar el tiempo de exposición al sol.
  4. No exponerlo a humo del tabaco.
  5. Limpieza de las zonas y juguetes de las mascotas.
  6. Alimentación adecuada.

Recuerda que si tienes alguna duda en este tema de dermatología veterinaria o cualquier otro puedes acudir a tu clínica para que el especialista te oriente y en conjunto logren la salud y bienestar de tu mascota.

Por Rebeca Lisette López Ramírez

Entradas recientes