BLOG

¿Por qué son tan temidas las garrapatas en perros?

84. Garrapatas

Sí ya sé, solo de pensar en diminutos animales que caminen por tu mascota puede dar escalofríos y resulta bastante aterrador, sin embargo, las garrapatas no solo andan por el pelaje de nuestros pequeños amigos, los estragos que generan van más allá de eso, así que sigue leyendo para tener aún más razones para alejar a estos bichos.

Recordemos que estos artrópodos son un tipo de ácaros de tamaño milimétrico que se alimentan de la sangre de quien los hospeda, después de las pulgas son los parásitos que más afectación causan en nuestros peludos. Se tiene la creencia que la adquisición de estos inquilinos se realiza por la convivencia con algún animal infectado, sin embargo, a diferencia de las pulgas, estas no saltan por lo que es muy complicado que eso suceda, por lo general, se encuentran en la tierra, en el campo, plazas o en la vegetación, así que el riego está latente en los paseos habituales a nuestras mascotas.

Ahora, la adquisición de las garrapatas no solo trae consecuencias a la piel de nuestro pequeño amigo derivada por las mordeduras como la irritación y en enrojecimiento, sino que puede llegar a provocar pérdida de sangre que devenga en debilidad o anemia, asimismo pueden trasmitir enfermedades de diferentes tipos como la anaplasmosis, que se caracteriza por síntomas como fiebre, diarrea, fatiga y falta de apetito, en algunos casos puede ser asintomática, es tratable mediante antibióticos y puede ser adquirida también por humanos.

Otra de las afecciones ocasionadas por estos parásitos es la famosa enfermedad de Lyme, una infección bacteriana que inicia con un enrojecimiento atípico alrededor de alguna de las mordeduras de la garrapata, posterior a ello se presentan síntomas como fatiga y dolor, también puede presentarse en personas, el riesgo más grande de esta enfermedad es que si no es detectada y tratada de manera oportuna puede desencadenar afectaciones neurológicas y dolores en las articulaciones durante periodos largos de tiempo.

La pregunta que surge es si las garrapatas son trasmitidas a los humanos a través de nuestras mascotas, la respuesta es no, ya que una vez que eligen un inquilino se establecen en él, así que un pequeño peludo puede ser el salvador para que no elijan a un humano. Cualquiera de los dos panoramas resulta aterrador, por eso lo mejor es la prevención. Así, procura no pasear por lugares con vegetación abundante, sobre todo cuando hay altas temperaturas, ya que es el clima idóneo para estos parásitos, utilizar productos antigarrapatas que protejan a tu peludo y revisarlo después de paseos en lugares con las características mencionadas.

Ante cualquier sospecha de la adquisición de garrapatas lo mejor es acudir de manera inmediata con un veterinario, ya que sabrá exactamente qué hacer, ya que en ocasiones resulta tentador quitarlas manualmente con pinzas, lo cual requiere una técnica especializada, ya que la mandíbula de estos bichos puede quedar enterrada en la piel y ocasionar otro tipo de problemas.

Has tu cita aquí.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en google
Google+
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest