¿Sabías que los animales también sufren problemas dermatológicos?

dermatología veterinaria especializada en Mr. Can

La piel es un órgano, como en la del ser humano, más grande del cuerpo de tu mascota. La piel tiene varias funciones, como ser una barrera envolvente y proporcionar protección frente al medio ambiente, también la regulación de la temperatura y la producción de pigmentos y la vitamina D. Este también es tratado a través de la dermatología veterinaria.

¿Cómo está compuesta la piel de tu mascota?

  • La epidermis
  • Membrana basal
  • La dermis
  • Los anejos cutáneos
  • Músculos subcutáneos
  • Grasa

La dermatología veterinaria es una de las ramas de la medicina veterinaria encargada del estudio de las patologías dermatológicas, es decir, de las afecciones en la constitución de la piel de los animales.

Así que varios de los padecimientos en los animales pueden ser comunes, como por ejemplo, la dermatitis. Este padecimiento consta de la inflamación de la piel, la cual puede ser producida por diversas causas: quemaduras, alergenos, traumatistas e infecciones por bacterias, virus, hongos o parásitos. Así que para saber la causa de una dermatitis se necesita de análisis de laboratorio y la exploración física realizado por expertos en dermatología veterinaria.

En los perros también pueden existir otros problemas en la piel. Estos son:

  • Dermopatías por bacterias Foliculitis bacteriana • Forunculosis • El hot-spot o dermatitis piotraumática • Impétigo
  • Dermopatías por hongos Dermatitis por Malassezia • Dermatofitosis • Criptococosis
  • Dermopatías por virus Por papilomavirus • Por herpesvirus
  • Dermopatías de origen alérgico • Alergias por insectos Alergia por alimentos y dermatitis atópica • Alergia por ácaros • Alopecia simétrica del gato • Dermatitis miliar felina • Urticaria
  • Dermopatías inmunomediadas Adenitis sebácea • Alopecia areata • Eritema multiforme • vitíligo

 

Diagnóstico

Ahora te contaremos cómo se diagnóstica estos problemas en las mascotas a través de la dermatología veterinaria:

  1. Los raspados cutáneos: pueden ser superficiales o profundos con el fin de determinar la presencia o ausencia de ácaros
  2. El cepillado de pelaje: permite identificar pulgas, garrapatas, ácaros y otros ectoparásitos
  3. Examen del pelaje: examen microscópico de los pelos de la mascota que permite identificar dermatofitos
  4. Pruebas citológicas: ayudan a identificar enfermedades bacterianas y fúngicas
  5. Cultivos fúngicos: se puede identificar de mejor manera a los dermatofitos
  6. Biopsias
  7. Análisis de sangre y orina
  8. Otras pruebas específica in vitro como ELISA o PCR

 

Prevención en dermatología veterinaria

Lo que sí es seguro es que el método de prevención siempre será la mejor manera de tratar una enfermedad en las mascotas. La terapia tópica es una parte fundamental en la dermatología veterinaria.  Éste, sin duda, es la mejor elección para el tratamiento de algunas enfermedades de la piel de tus mascotas, por ejemplo, las infestaciones por pulgas y otros ácaros o parásitos.

Para prevenir problemas dermatológicos, los tratamientos tópicos más utilizados en dermatología veterinaria:

  • Champús para limpieza: eliminan la suciedad y el exceso de grasa del pelaje
  • Champús antiparasitarios: Limpian y eliminan pulgas y ácaros, aunque en infestaciones graves pueden no ser efectivos
  • Champús medicados: productos antimicrobianos y antiseborreicos que generalmente contienen clorhexidina o peróxido de benzoilo

También es importante que cuides la alimentación de tu mascota, ya que las enfermedades de la piel pueden ser de origen nutricional, ausencia o incorrecto balance de los componentes del alimento también puede ayudar a que los médicos determinen el padecimiento.